Los 10 errores más comunes al hablar en público


Hace poco llegó a nuestras manos un prezi en el que Terry Gault, vicepresidente de The Henderson Group, destacaba lo que él considera los 10 errores más comunes que cometemos al presentar o exponer algo en público.

file0001578183005-e1398879879840

Seguro que muchos de vosotros, os preparáis a conciencia vuestras presentaciones. Estos 10 detalles, os ayudarán a que sean más efectivas.

1.- Poca expresividad. Muchas veces, a la hora de presentar, tememos alargarnos demasiado así como ocupar demasiado espacio físico, por lo que somos poco expresivos. Esto es percibido por nuestro oyente como una señal de inseguridad.

2.- Poca energía al hablar. Entre el 80 y 90 por ciento de los oradores no dotan de la suficiente energía a sus exposiciones, lo que genera en el público la sensación de falta de entusiasmo e interés.

3.- Improvisación. Mejor dejarla de lado. O al menos, que sólo parezca que improvisamos. Cualquier orador experimentado, realiza una tarea de investigación previa para conocer el tema y los argumentos que va a utilizar, de forma que pueda responder a cualquier cuestión al respecto que planteen los oyentes.

4.- Practica. Sí, todos hemos oído alguna vez lo de ensayar ante el espejo. Pero, ¿hemos probado de ponerlo en práctica? Son muchos los expertos que recomiendan hacer un ensayo previo con espectadores de confianza -familia, amigos- con todos los elementos que pensamos utilizar. Esto nos permitirá detectar cualquier aspecto que debamos mejorar o modificar de nuestra exposición.

5.- Demasiados datos. Nunca debemos centrar nuestra exposición en la aportación continua de datos, sino en la narración de una historia intensa y humana, evitando así una presentación aburrida y que no capte la atención. Además, un exceso de datos, puede acabar por confundir a nuestro oyente.

6.- Seguro, pero no aburrido . Debemos optar por contenido con el que estemos seguros, de forma que podamos hacer la presentación con la mayor comodidad posible. Eso sí, evitemos confundir seguridad con aburrimiento. Nuestro objetivo es captar la atención de nuestros oyentes.

7.- No eres perfecto. Muchas veces nos parece de sentido común que, si queremos parecer creíbles, debemos parecer perfectos. Sin embargo, la clave está en mostrarnos vulnerables, ya que de lo contrario, podemos generar desconfianza a cualquier experto que se encuentre entre nuestros oyentes.

8.- Seriedad, la justa. En ocasiones, a la hora de realizar una presentación, tendemos a ser demasiado serios y formales. En cambio, un comportamiento más natural e informal, hará que se dotemos a nuestra presentación de más autenticidad e interés.

9.- Tic, tac. Calcula el tiempo que te cuesta realizar la presentación ante el público, cronometrándote mientras practicas. Ten en cuenta que, la exposición, durará entre un 25 y 50% más del tiempo que te haya costado en tus ensayos.

10.- No corras. Hacer una exposición demasiado deprisa, no sólo hará que cualquier problema que nos surja se vea peor, sino que hará que nuestro discurso pierda impacto, quitándonos la atención de nuestros oyentes. Un discurso pausado hará que transmitamos seguridad, confianza y experiencia.